Arde el Rey Momo.

Sus orígenes se remontan a la mitología griega y romana, era una deidad menor, una especie de bufón de los dioses, crítico y burlón.En el primer día del carnaval es coronado y, al final de las fiestas,  se quema un muñeco que lo representa, antes del entierro de la sardina. Con ello se quiere destacar el final de la diversión carnal y el principio de la austeridad y penitencia cuaresmal.Aunque en Cádiz la fiesta continua.